dilluns, 18 de febrer de 2008

Sobre el règim de pluges a la conca mediterrània

La veritat és que ja cansa això d'atribuir al canvi climàtic qualsevol situació climàtica que ens resulta "incòmoda" o inhabitual. El nostre clima es caracteritza, en essència, per la seua variabilitat.

Per això porte ací l'article que el periodista Vicente Aupí (especialitzat en reportatges sobre meteorologia i astronomia) publica avui al diari "Levante-EMV", en el qual s'aporten estudis que afirmen que el règim de pluges en la conca mediterrània occidental no ha variat gran cosa en els últims 80 anys.

Varios estudios revelan que en la cuenca mediterránea llueve igual que hace un siglo

El régimen anual de precipitaciones no ha sufrido variaciones significativas durante el último siglo en la cuenca mediterránea española y la mayor parte de la Península, según los datos de varios informes científicos, entre ellos los del proyecto de Evaluación Europea del Clima (European Climate Assessment&Dataset) y los del Grupo de Análisis de situaciones Meteorológicas Adversas (GAMA) de la Universidad de Barcelona.

Vicente Aupí, Valencia

Sus datos concuerdan con los del Instituto Nacional de Meteorología (INM), recientemente convertido en la Agencia Estatal de Meteorología, y están basados en el análisis de las precipitaciones en los observatorios con series pluviométricas más largas, que no han sufrido interrupciones y que, por tanto, suponen la mayor fiabilidad.

En el caso del GAMA, el informe ha sido elaborado por María del Carmen Llasat, Vicent Altava y Antoni Barrera, que han analizado las series de observatorios con un mínimo de 80 años de datos sin interrupciones. De su estudio se deduce que la cuenca mediterránea española y toda la franja noreste peninsular se encuentran en la zona geográfica en la que no se aprecian cambios en el régimen de precipitaciones. Por contra, sí que se observan en otras zonas del Mediterráneo, como Córcega y Cerdeña, Sicilia y otras zonas del sur de Italia.

Respecto a la situación de España, los datos del GAMA concuerdan, a su vez, con los expresados en diversos estudios por el climatólogo Javier Martín Vide, también de la Universidad de Barcelona, y por los informes del proyecto de Evaluación Europea del Clima, según los cuales las precipitaciones no han cambiado en la zona mediterránea (ver gráfico justo arriba de estas líneas), aunque sí lo han hecho a la baja en varios puntos del sur y el centro de la Península, mientras que se observa una clara tendencia al aumento en el tercio septentrional.

Los informes señalados aportan una visión secular del clima en lo concerniente al régimen de precipitaciones, por lo que en su análisis se incluyen las oscilaciones que han dado lugar a periodos secos y húmedos de varios años. Por tanto, van más allá de las situaciones temporales con el fin de comprender la evolución del clima a largo plazo.

Cabe recordar aquí que los datos del observatorio de Valencia, que cuenta con una serie pluviométrica desde el año 1864 ya apuntaban en la línea mencionada. Levante-EMV ya dio a conocer el pasado 30 de julio un informe que revelaba que las sequías de finales del siglo XIX y principios del XX fueron, de hecho, más duras y prolongadas que las de las últimas décadas.

Como contrapunto se tienen los datos de los observatorios de San Fernando (Cádiz) y Gibraltar, ambos en el extremo sur de la Península, donde sí que se ha registra una disminución de las precipitaciones anuales. El promedio anual de precipitación en Gibraltar pasa de 880,4 litros por metro cuadrado en el periodo 1871-1900 a 739,6 en el período 1961-1988, mientras que en San Fernando se reducen de 707,4 en el periodo 1870-1899 a 553,4 en el periodo 1960-1994.

1 comentari:

The Vaquerman ha dit...

Això no està clar.

De fet el 4art punt del projecte CIRCE s'ha posat en marxa per tal de aclarir possibles enmascaraments en la quantitat de pluja mesurada per efecte de canvis en la seva procedència.

PD: Veus Felet com algú si que mira el teu blog!!