dissabte, 7 de juny de 2008

Nova estació automàtica de l'AEMET al "Convent"

Com sabeu, al convent dels pares franciscans ("La Concepció") es troba l'observatori manual oficial de l'AEMET (abans INM) a Ontinyent. Doncs bé, des de fa uns dies s'ha millorat l'equipament de l'observatori amb una estació automàtica avançada, que permetrà conéixer les dades meteorològiques amb més precisió i des de qualsevol lloc.

Cal felicitar-nos d'aquest avanç, ja que és important disposar de dades oficials de qualitat que complementen les que ja fa anys oferim desinteressadament alguns aficionats.

Transcric tot seguit la notícia tal com la publica "El Periòdic d'Ontinyent" avui dissabte:

El observatorio de la Concepción instala su moderna estación meteorológica


Concedida por la Agencia Estatal de Meteorología


(S.S.M./ONTINYENT)

La Agencia Estatal de Meteorología (antiguamente conocida como Instituto Nacional de Meteorología) ha completado los trabajos de instalación de una nueva estación en el observatorio del Colegio La Concepción.

La flamante estación meteorológica 8283x utiliza el avanzado sistema DLX que permite acceder y conocer cualquiera de los registros al instante y poder disponer de ellos en cualquier parte del mundo.

La nueva estación meteorológica que desde finales del mes de mayo ha entrado en funcionamiento en Ontinyent cuenta con un mástil de 12 metros de altura en el que se sitúan los sensores de velocidad y dirección del viento. También en esta instalación se han colocado los sensores de humedad y radiación solar. El pluviómetro, por su lado, se encuentra ubicado a una distancia de metro y medio del suelo. En la garita que completa esta tecnología se sitúan los sensores que miden la temperatura ambiental y la evaporización.

Una de las características de esta moderna estación meteorológica es que se muestra respetuosa con el medio ambiente puesto que se alimenta por medio de células solares acumulando la energía suficiente para asegurar su funcionamiento en una eficiente batería que lleva incorporada.

De este modo el 20 de mayo de 2008 marca una nueva etapa para la historia de la observación meteorológica de Ontinyent, algo que arrancó a finales del siglo XIX, concretamente en 1895 con el padre Hermenegildo Costa.